domingo, diciembre 11, 2005

Michelle Bachelet, favorita en las presidenciales chilenas

Chile ya no es el que era cuando Pinochet perdió el pleibiscito con el que esperaba perpetuarse en el poder y tuvo que dejar paso a una incipiente democracia. Mucho ha cambiado sociológicamente para bien cuando Michelle Bachelet, la favorita a las elecciones presidenciales de las que hoy se celebrará la primera vuelta, es mujer, separada, socialista y agnóstica.

Aunque favorita, no tiene asegurada la elección. Un millonario de centro-derecha, Sebastián Piñeira, ha entrado fuerte en una campaña electoral que se ha pagado de su bolsillo, mientras que Bachelet no ha hecho una campaña brillante, o al menos no ha dado la sensación de fuerza y seguridad que le hubiesen venido bien para compensar el "pecado original" de nacer sin testículos. Si sale elegida sería la primera mujer presidente latinoamericana salida de unas elecciones, que no ha llegado a lo más alto como viuda de una figura política. Entre las elegidas de la última categoría estarían la nicaragüense Violeta Chamorro y la pañameña Mireya Moscoso.

Su activo principal es el éxito de la coalición centro-izquierdista, que lleva gobernando desde el fin del pinochetismo, y especialmente el extraordinariamente popular actual presidente, Ricardo Lagos, que si la Constitución lo permitiese tendría su reelección asegurada.

Si normalmente se suele creer, con razón, que el crecimiento económico en América Latina no es vigoroso, ese no es el caso de Chile que ha crecido a un ritmo de alrededor del 5,5% desde el fin del pinochetismo, el doble que el conjunto de América Latina.

En la lucha contra la pobreza, también ha sido Chile el país con más éxito. El primero de América Latina en conseguir el primero de los Objetivos del Milenio de la ONU: reducir a la mitad la probreza extrema y el hambre.

El mérito hay que concederselo a los gobiernos de la Concertación gobernante desde 1991 que, a diferencia de lo que es habitual en Latinoamérica, han seguido una senda liberal, orientada al libre mercado, a la que se le ha añadido un componente social con el gobierno del socialista Ricardo Lagos.

Espero que Bachelet salga elegida y siga por el camino liberal que tanto éxito económico ha tenido, acentuando la vertiente social mientras la fiscalidad lo permita, especialmente en lo relativo a la educación, que representa el futuro de Chile.

Con una derecha dividida, no hay duda de que Bachelet será la más votada hoy en la primera vuelta, pero necesitará una diferencia más que significativa para mantener el impulso de favorita en la segunda vuelta del 15 de enero, que es la que cuenta. Buena suerte presidenta.

Por cierto. Hay un blog de campaña de la candidata.

2 Comments:

Anonymous Poldec said...

Chile se ha preocupado de abrir sus fronteras firmando Tratados de Libre comercio que han dado sus frutos y dotando seguridad jurídica a las inversiones. Además, ha hecho políticas económicas serias y creíbles. El camino que ha marcado podría ser seguido por sus vecinos.
Allí saben bien lo que puede suceder cuando hay inestabilidad institucional y demás.
Ojalá sigan por la buena senda que tú comentas.

Saludos!!

12:50 p. m.  
Blogger Mameri said...

Ciertamente, la ganadora de la primera vuelta es también la que garantiza un tratamiento disciplinado para el ex presidente peruano Alberto Fujimori. la prensa peruana de hoy está un poco preocupada por una cercana amistad del ex mandatario con el candidato millonario hoy en segundo lugar y fuerte competidor para la segunda vuelta.

5:27 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home