domingo, noviembre 20, 2005

Vulnerabilidad en PIPC 1.0

PIPC (Política Inmigratoria Políticamente Correcta) 1.0 es un sistema ideológico caracterizado por la práctica ausencia de restricciones a los procesos de migración, descrito como de Open Source y Open Destination. Se basa en la idea de que los borders –fronteras- son líneas de trazado arbitrario e injustas que separan a los usuarios y restringe su libertad de movimientos. Se resume en dos principales ideas-fuerza:

  1. Libertad de movimiento y trabajo de todos los usuarios de la red global que es el Planeta Tierra.
  2. Ciudadano es todo aquel que vive y trabaja en un lugar. Todos los ciudadanos tienen los mismos derechos ante la ley, incluido el derecho al voto.

La pureza y belleza de los requisitos de usuario es abrumadora. Los suscribo como objetivo para el futuro y me encantaría poder disponer de un hardware que admitiera esas directrices. Ahora bien, en el presente necesito sistemas que quepan y sean sostenibles en la máquina social de la que disponemos actualmente. En este sentido, ya he comentado anteriormente ciertas limitaciones del hardware disponible hoy en día:

No olvidemos tampoco que nuestro país no es bueno ofreciendo trabajo y el 20% de los jóvenes están en el paro. Así que para la próxima generación, la mezcla de hijos de la inmigración, con discriminación y desempleo puede ser explosiva. Tal vez los disturbios que hay ahora en Francia, o los atentados de Londres nos parezcan una minucia comparados con lo que ha de venir. En España todavía no ha surgido la generación de hijos o nietos de inmigrantes. Es muy bonito y políticamente correcto lo de admitir inmigrantes, pero hay que planteárselo con responsabilidad y preguntarse si somos capaces de integrar y tratar dignamente a la gente que admitimos, y qué nivel de inmigración somos capaces de asimilar sin traumas.

Y no olvidemos que todo esto que estoy contando y lo que está ocurriendo en Francia, es con fronteras cerradas y una inmigración más o menos controlada. Si se dejan abiertas las fronteras los problemas se multiplicarían por mil. Los inmigrantes podrían entrar en oleadas si se les deja las puertas abiertas. ¿Cuántos de los cinco mil millones de personas de países pobres estarían dispuestos a probar suerte en Europa si se les da la oportunidad?

Entre los problemas que se me ocurren ahora mismo está la escasez y precio de la vivienda. ¿Dónde vivirían los millones de inmigrantes que entrasen? ¿Construiríamos ciudades de hormigón en las afueras de las ciudades para dar vivienda a todos los que llegasen como hicieron los franceses?

La respuesta de los partidarios de PIPC 1.0 sería que nos comamos estos problemas con patatas porque los derechos de libre movimiento contenidos en PIPC 1.0 son innegociables. Como dice Jessica, “no creo que nuestra propia incompetencia deba repercutir sobre los derechos de los demás. El que nosotros no seamos capaces de integrar cantidades ingentes de inmigrantes no debería repercutir en limitar su derecho a desplazarse y asentarse donde mejor puedan ganarse la vida”.

Si las obvias limitaciones del hardware no son capaces de alertar a los partidarios de PIPC 1.0, tal vez lo haga una vulnerabilidad importante contra el entorno Democracia 1978.

La inspiración puede ser la Marcha Verde, un ataque hacker masivo que explotó un momento de gran debilidad en el sistema, cuando la vieja máquina estaba dejando de funcionar. Fue un ataque en red. El caso es el administrador de Marruecos convenció a un montón de usuarios para que marchasen sin armas hacia un territorio periférico administrado por España, lo que llevó a la larga a la apropiación de ese periférico por parte de Marruecos.

Un amigo de mi padre decía humorísticamente que conquistar Portugal es muy fácil. Primero les declaramos la guerra, pero nos rendimos al primer día de la confrontación. En las capitulaciones de rendición admitiremos que Portugal se quede con todo el territorio español. Después como Portugal es una democracia, votamos para que Portugal pase a llamarse España y asunto acabado. Obviamente los portugueses no son tan tontos, pero los partidarios de PIPC 1.0 sí que parece que están dispuestos a dar toda clase de facilidades.

Nos causa poca preocupación la nostalgia de Bin Laden y compañía por la Al Andalus perdida, robada por los cristianos hace cinco siglos. Una nostalgia compartida no sólo por gente violenta, sino también posiblemente por otros islamistas más pacíficos. Nos causa poca preocupación principalmente, porque aunque la recuperación –pacífica- de Al Andalus para el Islam pueda ser un sueño muy deseable para algunos, su imposibilidad de llevarlo a la práctica lo deja como lo que es, un sueño. Pero ¿qué pasa cuando la realización práctica de ese sueño se deja a huevo?

Una vez implementado PIPC 1.0 el sueño de islamizar Al Andalus podría hacerse realidad. Lo único que tendrían que hacer sería convencer a un número suficiente de acólitos de marchar a vivir a Al Andalus, obtener la ciudadanía y votar para eliminar la Constitución e implantar la ley islámica. No sería tan difícil convencer a una masa humana para que lo hagan. Está el antecedente de la marcha verde hace 30 años, pero hoy en la era de la información es mucho más fácil convencer a una masa humana para que participe pacíficamente en un acontecimiento político y religioso tan deseable. La posibilidad de vivir mejor en un territorio más rico que históricamente era islámico hasta que fue robado por la fuerza de las armas, y volver a islamizarlo, tiene todos los atractivos posibles: económico, religioso e identitario. Ni siquiera se le podría calificar de ataque hacker. Sería un comportamiento pacífico, legal y lógico de los potenciales usuarios.

Alguien me podrá decir que no cree que algo así vaya a ocurrir, o que en todo caso no podemos estar seguros de que vaya a ocurrir y por tanto no podemos dejar de implementar PIPC 1.0 por algo que solo es una posibilidad hipotética. A lo que yo respondería que la seguridad de un sistema no debe diseñarse según lo que sabemos que va a ocurrir, sino contemplando todas las posibles eventualidades. No podemos ignorar una vulnerabilidad pensando que los hackers a lo mejor no la explotan. Democracia 1978 merece una mejor protección.

5 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Sería sorprendente que el Sistema Operativo "Constitución 1978" pudiera cambiarse tan fácilmente en un futuro si esta visto que hoy en día no hay Ingeniero que le meta mano, porque los "Daemons" o fontaneros estan que muerden. Tanto para el delirio como para el miedo hay que analizar bien la DUREZA de los requisitos, asi como la inercia política de reinstalarlo todo...

Otra cosa es un Formateado Forzoso (Guerra Civil), pero eso no entra dentro de las vulnerabilidades citadas y puede tener un signo tanto conservador como islamizante.

En cualquier caso los Ingenieros de Sistemas podemos sentirnos agraviados por intrusismo laboral por no estar reconocido que una Constitución no es mas que un programa que trabaja sobre maquinas humanas, y que esto no cambia por mucha teología o el manto de la pilarica que le eches encima.

Y para ser irónico primero hay que ser hábil.

4:36 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

No es necesario alterar la máquina para que ésta pueda funcionar:

Hay una máquina que funciona con un núcleo escrito en el Siglo XVIII.

Hay una máquina que no tiene núcleo sino un montón de módulos interconexionados de un modo intratable que alberga vestigios como una cámara legislativa y judicial donde se entra por título de nobleza, cátedra de universidad o diócesis.

La máquina que hoy arde tiene un núcleo escrito hace cuarenta años.


Pero de todos modos, no olvidemos que

Ésta, ésa, la nuestra y unas pocas máquinas más tienen una parte del sistema cedida a 'Niza 2000', que maneja ampliamente los apartados de que aquí se habla.

8:20 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

¿Y que tiene que ver la aplicación PIPC 1.0 con el sistema constitución 78?
Todo el mundo sabe que no es lo mismo un sistema operativo que una aplicación que corra sobre él.
Esta visto que algunos son de piñon fijo. Ven a su enemigo la versión UNIX constitución 78 por todos lados. Recordemos que partió de un amplio estandar ISO siglo XX Open Source y que para reformarlo se necesita de un gran consenso no sea que haya que reformatear el disco duro de nuevo. No se puede permitir que una minoría de ingenieros informáticos quieran abandonar este UNIX e implantar los viejos sistemas BASIC RH+ troglodita y JORDI XIV nazión en otras particiones del disco. Aquí los recursos de la CPU son de todos. No se puede exigir tener tu propia partición y seguir chupando CPU y ancho de banda. Pues que migren a Microsoft con todas las consecuencias, no te jodes!
En cuanto a PIPC 1.0 me temo que deja pasar virus de alta reproducibilidad que infectan el sistema. Es uno de los problemas de constitución 78, que es demasiado permisivo, aunque por otro lado es una de sus ventajas.
Uno esos virus es el Yihad siglo VI que afecta periodicamente las comunicaciones, destruyendo los elementos que se encuentran en las mismas entre otras consecuencias. La negación de la existencia de este problema conlleva la destrucción del sistema y del Hardware y despues sólo se puede implementar el sistema BARBARO SUR II. Ya pasó anteriormente con la destrucción del ROMAN por BARBARO NORTE I.
O lo que es peor, puede que alguien crea que la mejor solución es la instalación del Antivirus McNazi II cuyos remedios son peores que la enfermedad.
Otros problemas son la conexión USB del periferico Otomano II que probablemente destruya totalmente el cluster EUROSPACE.
La ethernet hacia el HUB mohamed tampoco es una buena idea como el BUG Sahara demuestra.
En todo caso es conveniente alejarse del estandar BUSH cuyas consecuencias pueden ser fatales.

9:24 p. m.  
Blogger Jessica said...

Me sentía más cómoda con el ejemplo de la merienda y los platos por fregar, la verdad..

Touché. Me has dejado que no sé qué decir.

10:05 p. m.  
Blogger Daniel Rodri­guez said...

Confiesa que esta terminología la has escrito pensando en Ugarte... :-D

Una cosa: el PIPC sí puede establecerse entre algunos países. Cuando no hay grandes diferencias ni económicas ni culturales es la política adecuada; en la UE, por ejemplo, o entre ésta y EEUU. En esos casos no hay avalancha y sólo una emigración parcial debido a oportunidades de trabajo, estudio o a razones sentimentales que suelen tener su origen en una de las dos primeras.

1:34 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home