miércoles, noviembre 23, 2005

Homofobia máxima

Según informa Europa Press,

Human Rights Watch (HRW) denunció hoy la reciente ejecución en Irán de dos hombres a causa de su conducta homosexual, lo cual, según la organización humanitaria estadounidense, supone un "ultraje" y una violación de "las normas internacionales sobre Derechos Humanos".

El pasado 13 de noviembre, el diario semioficial 'Kayhan' (editado en Teherán) informó de que el Gobierno iraní había ahorcado en público a dos hombres, Mokhtar N. (de 24 años de edad) y Alí A. (de 25), en la plaza Shahid Bahonar de la ciudad de Gorgan (norte).

El Gobierno justificó estas ejecuciones con el argumento de que los dos hombres habían cometido el delito de 'lavat', nombre con que la 'Sharia' --la ley islámica que inspira el código penal iraní-- define a las relaciones sexuales entre hombres.

Las leyes iraníes castigan con la pena de muerte cualquier relación sexual entre hombres que incluya penetración y con latigazos las que no la incluyan --salvo en caso de reincidir hasta cuatro veces, que también se castiga con la muerte--. Las relaciones sexuales entre mujeres, que tienen un tratamiento distinto, se castigan con latigazos y con la muerte en caso de reincidencia hasta en cuatro ocasiones.

No es Iran el único país donde los actos homosexuales están castigados con la pena capital. Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Yemen, Sudán y Mauritania, todos ellos países islámicos, asignan la pena de muerte en su código penal a personas que no hacen daño a nadie y cuyo único delito es desarrollar su sexualidad del modo que ellos prefieren. En algunas áreas de Nigeria se aplica la Sharia y los homosexuales se ven amenazados por la sentencia de muerte por lapidación.

En otros países la homosexualidad está perseguida penalmente, aunque no con la severidad inhumana de los anteriores. En la mayor parte de los países islámicos la homosexualidad está castigada, aunque desde luego no están todos los que son, ni son todos los que están. Hay países no islámicos, principalmente en África, donde la homosexualidad está penada, y algunos de mayoría musulmana donde no, como Bosnia-Herzegovina, Albania, Turquía, Jordania, Iraq o Indonesia.

Hay que reconocer que históricamente ninguna de las grandes religiones monoteístas ha sido excesivamente comprensiva con las prácticas sexuales entre personas del mismo sexo, aunque algunas confesiones -no desde luego la Iglesia Católica- empiezan a reconocer su normalidad. Para la Iglesia Católica las prácticas homosexuales merecerían un castigo mucho más horrible e inhumano que cualquier tortura terrenal: las penas del infierno.

Se hacen eco de la noticia Desde el Exilio e Inforgay

5 Comments:

Anonymous merin aspic said...

Unos datos de pena... ¡Que mundo!

Saludos

5:04 p. m.  
Anonymous Isra said...

La verdad es que los datos si que son penosos... es una verguenza que en el s.XXI, quienes deberian velar por la igualdad y la tolerancia, la Iglesia y las religiones en general, se opongan frontalmente a q puedan ser sujetos de pleno derecho en el mundo.

Por cierto Gulliver, gracias por atender mi petición de la foto en RP.

Un saludo!

5:10 p. m.  
Blogger Kantor said...

Islamofobo!

12:39 a. m.  
Blogger José Javier said...

¿Como podemos ponernos de acuerdo con alguien que castiga con la pena de muerte algo que para nosotros no es siquiera delito?

Te copio la idea para mi blog

Saludos

5:24 p. m.  
Anonymous Avelino said...

Hay que ver...¡¡increíble!!

7:39 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home