martes, noviembre 08, 2005

Anatema

Nunca me habían llamado racista. Siguen sin haberlo hecho directamente, pero la asociación de mi persona con la anotación bloguera "yo no soy racista pero..." no es menos insultante, al igual que otras flores como "renunciar a los valores cívicos" o "comportarse antidemocráticamente".

¿Qué es lo que ha suscitado lo que parece un ataque ad hominem (o si no se queda muy cerca)? ¿Una llamada a la expulsión de los inmigrantes o a marcar con estrellas de David a los que se queden para identificarlos mejor? No, algo peor: Una reflexión (ni siquiera una conclusión categórica) sobre las ventajas de controlar el flujo migratorio, privilegiar a los inmigrantes con mejor nivel de educación o cualificación profesional sobre los que no la tienen y dar preferencia a los naturales de determinados Estados frente a los de otros, de acuerdo con criterios objetivos como la tasa de criminalidad o criterios algo menos objetivos pero igual de importantes como la semejanza cultural.

¿Es algo tan grave? No creo, pero en todo caso es algo que están haciendo ya todos los gobiernos de izquierda y de derecha. Por supuesto en lo relativo a la cualificación profesional, y también en diferenciar los pasaportes. No sólo diferenciamos a los nacionalizados españoles de los demás (¿por qué hacer diferencias si todos somos seres humanos?), sino que la siguiente diferencia significativa es entre europeos y no europeos. Los tratados de la Unión Europea son entre otras cosas un privilegio que diferencia, en cuanto a posibilidad de viajar y residir, a los ciudadanos de la Unión respecto de los que no lo son.

Si, por sentirnos identificados con unos valores comunes, hemos hecho un tratado con otros países de la Unión Europea que nos privilegia como grupo frente a los que no están incluidos, ¿por qué no firmar tratados con otros países con los que nos identifiquemos culturalmente para favorecer el flujo de personas? ¿Si no es racista promover la libre circulación de europeos, por qué lo es privilegiar la circulación desde países con los que tenemos lazos históricos como los latinoamericanos?

No estoy seguro de que sea una buena política. Solo son reflexiones que me hago a mí mismo y que quería compartir y discutir con todo aquél a quien interesen, pero hay que tener cuidado con las reflexiones que uno hace en voz alta. Está claro que hay ciertos tabúes de los que no se puede ni hablar, a riesgo de ser crucificado.

Digo crucifixión porque no ha habido fair play. Más fácil que desmontar la argumentación es inventar hombres de paja a los que sea más fácil atacar. Ni Carmen ni yo hemos dicho que no consideremos "nacional al nieto de un emigrante", por mucho que se le busquen tres pies al gato. Ni tampoco que "hay que comportarse antidemocraticamente" (así entrecomillado como si fuese una cita literal). Si se nos atribuyen afirmaciones tan rotundas, lo mínimo sería identificar al destinatario del tomatazo (¿o acaso Carmen y yo vamos en el mismo paquete?) y justificar con argumentos válidos que hay buenas razones para el despellejamiento.

Después de este paréntesis autoexplicativo, seguiré pensando libremente sin someterme a ningún molde preestablecido, (en esto coincido con David) y estoy convencido de que Carmen hará lo mismo. A veces nuestras opiniones serán más acertadas, y a veces nos equivocaremos. Me encantaría que si nos equivocamos se rebatiese nuestras ideas (no nuestras personas) con fuerza sí, pero con tolerancia, mente abierta y sobre todo respeto. A veces me daré incluso cuenta de mi propia equivocación y me gustaría saber rectificar en público sin dejarme llevar por el ego. Mientras tanto procuraré (y ahora más que nunca) limitarme a llevar a cabo un debate de ideas con otros bloggers, sin caer en la descalificación (solapada o no) ni la insinuación personal. Al fin y al cabo la vida es demasiado corta y llena de retos estimulantes como para perder el tiempo en riñas personales.

19 Comments:

Blogger David de Ugarte said...

¿Cómo que indirectamente?¿Cómo que ad hominem?

Tu propuesta y la de Carmen es una propuesta racista, tu argumentación también. Y nada de ad hominem, no te conozco, no comento tus atributos morales personales, que desconozco. Denuncio tu propuesta y su basamento teórico y lo hago con argumentos claros, contundentes y decentes, no con insidias.

6:47 p. m.  
Blogger gulliver said...

De argumentos claros, contundentes y decentes nada, guapetón.

"¿Dos blogs de la nueva extrema derecha? No, dos blogs de Las Ideas…. Toma ya la valiente izquierda española, la primera a renunciar a los valores cívicos, a la república… no ante los embates que sufre la nuestra, sino ante los del vecino."

Magnífica la ambigüedad. Ni concretas cuales son esos valores cívicos (así no hay manera de rebatir el argumento), ni lo concreta el enlace. Ni concretas si esos valores son los tuyos, los de la democracia liberal en la que vivimos o a qué esfera corresponden.

"Cuando con la que está cayendo, en toda la blogsfera española sólo los ciberpunks nos acordamos de Jaurès y de que la república era algo que merecía la pena",

Autobombo. Bien, un poco de vez en cuando no es malo.

"que no me venga Lobo a decir que eso de la izquierda sigue significando algo, porque yo veo que el campo de los valores es otro."

Sin concretar el campo de los valores. Ni Lobo aclara lo que significa ser de izquierda, ni Enrique Gómez cual es el campo de valores. ¿Y esto que tiene que ver con nosotros? Son insinuaciones que hay que pillar al vuelo si eres creyente, más que argumentos que se puedan contrastar y rebatir.

"Cuando consideren nacional al nieto de un emigrante",

Falacia del hombre de paja. SÍ considero nacional al nieto de un emigrante, aunque no sé lo que dice la ley al respecto. La explicación que das en los comentarios no es más que un sofisma.

"cuando juzguen a la gente por sus actos y no por el supuesto caracter de la comunidad religiosa o cultural en la que tengan a bien clasificarle, entonces hablamos."

Lamentablemente existen las naciones (yo lo lamento) y existen los pasaportes, que dividen a las personas de un modo bastante arbitrario. Por mucho que algunos se rasguen las vestiduras, las fronteras (no necesariamente las nacionales, pero sí las que separan occidente del resto) están protegiendo nuestra cohesión cultural, social y económica. Suprimir las fronteras de la noche a la mañana podría tener consecuencias catastróficas. Puede que no sea así, pero creo que el riesgo es demasiado grande.

"Hay mínimos a los que no se puede renunciar. Mucho menos en las crisis."

Inconcreción, así es imposible debatir. ¿Cuáles son esos mínimos? ¿Podemos distinguir entre nacionales y no nacionales? ¿Entre europeos y no europeos? ¿Podemos hacer distinciones por nacionalidades? ¿No podemos hacer distinciones? Un poco de concreción, por favor.

7:23 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hay varias cosas con las que no estoy de acuerdo.

Una es aceptar solo inmigrantes cualificados. Eso supone eliminar las personas formadas de sus países de origen. Cuando los españoles emigraban a Europa, no emigraban precisamente ingenieros, arquitectos, técnicos, etc. Si no que iban mineros, albañiles, encofradores, etc.

Hace unos siglos a los esclavos les miraban la dentadura para ver si estaban sanos y fuertes para producir. Ahora los queremos “cualificados”.
Por lo visto nos hemos vuelto un poco pijos y solo queremos “personal cualificado” que por otra parte, es la que mejor puede resolver su vida en su país de origen (y la que puede pagarse el viaje a Europa, por otra parte).


Sobre esta frase:

“o a naturales del continente americano que están mucho más cerca de compartir nuestros valores y son mucho menos conflictivos”

¿ “menos conflictivos” o mejor dicho, más “sumisos”? Se echa de menos a las “chachas filipinas”, eh?

Por otra parte, bandas como los ñetas vienen de Sudamérica... y desde luego, el feminismo no impera tampoco allí.

Yo creía que una persona era inocente hasta que se demostraba lo contrario. Pero veo que no. Veo que si eres árabe, ya eres sospechoso, y por tanto en los puestos de atrás para ser “digno” de inmigrar a Europa.

Hay un comentario en el blog de Ugarte con el que estoy totalmente de acuerdo de un tal daniel que dice:

“Me explico, la Internacional, el himno de la lucha social de toda la vida va y dice: “arriba parias de la tierra…” Bueno, aquí tenemos a los parias de la tierra (qué otra cosa son los excluidos del sistema amontonados en barriadas invivibles, por no hablar de los habitantes de los países africanos)en pie… y va y resulta que no nos gustan mucho: son cetrinos, morenos, no sabemos lo que piensan…, lo rompen todo, ay ay ay, y entonces utilizamos nuestros valores, que siempre hemos considerdo de rango universal, para excluir: “uy no que son islámicos, uy no, que son machistas, uy no…”

Y es verdad. En artículos como este demuestran que no queremos a los parias de la tierra.

Tu articulo cabria perfectamente en www.nuevorden.net.

7:38 p. m.  
Anonymous Luis said...

A mi la verdad es que tus comentarios me parecen bastante fachosos, racistas de hecho. La emigración no cualificada de la que hablas viene aquí porque les necesitamos para que la gente de El Ejido se haga rica no por otra cosa, lo mismo sucedió en Francia en los sesenta, ahora que sólo hay trabajo para los "franceses de verdad" les hacinan como basura. Esto que está sucediendo tenía que pasar y lo siento pero creo que es saludable para nuestras sociedades que pase, sólo lamento que para lo único que servirá es para que se pongan unos pocos parches, no para atacar los problemas en su raíz.

8:38 p. m.  
Blogger gulliver said...

Luís, sigo contrariado con que haya gente que dice que mis comentarios son racistas pero no argumenten por qué (tú no lo aclaras). Debe ser un dogma de fe papal o algo así.

¿Por qué sería racista hacer un tratado con Argentina que fomente la circulación de personas y no hacerlo con Arabia Saudí por ejemplo? Si lo es ¿son racistas entonces los tratados de Maastricht y demás que favorecen la circulación de ciudadanos europeos y no la de personas de otros países? Que alguien me lo explique por favor.

9:11 p. m.  
Blogger Kantor said...

Este que ahora tiene los santos huevos de acusarte de racista, escribia articulos inflamatorios a favor de Oriana Fallaci:

http://es.geocities.com/posdatas/archivo0207.html

"Escribe David de Ugarte en «Ciberpunk» sobre el conocido panfleto de Oriana Fallaci, que incluso ha despertado siniestros instintos censores en Francia, titulado «La rabia y el orgullo»."

No, no vas a encontrar el articulo.El link esta inactivo y Ugarte no te lo va a dar.Pero yo lo lei y decia que "Oriana Fallaci le parecia una persona muy valiente"

Y en cuanto a su opnion sobre la izquierda:

http://www.liberalismo.org/bitacoras/3/200/

"O quizá es que Ugarte va a tener razón sobre la izquierda y el criptofalangismo."

A mi tambien me gustaria que pensaba Ugarte sobre la izquierda y el filo-falangismo.Pero no esta el link.

Yo le empece a leer cuando era mas sionista que yo mismo y además escribia en Libertad Digital:

http://www.libertaddigital.com/php3/otros_ar.php3?cpn=454&firma=1

Para ser un tio que ha pasado varias veces y en todas direcciones a traves del espectro politico, tiene muy poco respeto por la evolucion intelectual de los demas.

12:09 a. m.  
Anonymous Iván Moreno said...

Gulliver: Ya sabes... fuera de lo políticamente correcto vas a ser siempre un racista, un fascista o un energúmeno. Aunque respetes los derechos de todo el mundo, adores la libertad y seas un tipo de lo más moderado.

Pero así es el juego de la dictadura de lo políticamente correcto. Salirse de ahí, siempre que se haga con argumentos y desde el respeto, es de valientes. Y ya sabemos que tú lo eres. Yo no perdería el tiempo dando explicaciones. Los que no te quieren entender no lo harán.

Un saludo

12:37 a. m.  
Anonymous Luis said...

Gulliver, no creo que tu seas raciasta, porque evidentemente no te conozco y no me atrevería a emitir un juicio de valor sobre ti. Lo que si creo es que tu argumentación lo es. El pensar que las gentes de una cultura son más actas para vivir con nosotros (véase A.Latina VS Magreb) que otra me parece una discriminación cultural (hace decenios que los antropólogos y politólogos hablan de racismo cultural y no sólo étninco). Te recuerdo que existen muchos españoles (tanto como tu y como yo) que son de religión y/o cultura islámica. El problema es la pobreza no el origen.

2:21 a. m.  
Blogger Kantor said...

Mas sobre Ugarte y Fallaci:

http://www.librodenotas.com/article/1196

David de Ugarte, reseñando un libro de Oriana Fallaci, nos recuerda que ella nos recuerda lo obvio: “estamos en guerra. Con el Islam. Sí, con el Islam, que no es la religión capada y con la que más o menos se puede convivir, en la que el liberalismo convirtió al catolicismo. Estamos en guerra con la civilización islámica, esa maravilla de la tolerancia que hay al otro lado de Calamocarro"

Joder, lo obvio, decia Ugarte.

4:32 a. m.  
Blogger gulliver said...

Luis, a todo el mundo le parece "natural" que tratemos a los europeos como si fuesen más aptos para vivir y trabajar entre nosotros y nadie se rasga las vestiduras ¿No te das cuenta de la hipocresía? Lo que se asume como natural para los europeos no se acepta para los latinoamericanos. Se asume que es lo políticamente correcto entre la izquierda pero es pura HIPOCRESÍA

9:02 a. m.  
Blogger Mislata said...

Gulliver tus posts sobre inmigración y mercado laboral es de lo más sensato e inteligente que he visto por aquí.
Así que no te extrañes de que en lugar de debatirte, algunos (sin mejores argumentos) te llamen racista...vamos lo que me extraña es que no te hayan tildado de facha a estas alturas.

Ni casao.

Un saludo

9:34 a. m.  
Blogger gulliver said...

Gracias por las muestras de simpatía. Las aprecio muy sinceramente.

10:39 a. m.  
Anonymous Luis said...

Gulliver habla por ti o por otros a los que conozcas, a mi no me parece tampoco ética la discriminación europeista.

10:44 a. m.  
Blogger gulliver said...

Tienes razón, Luis, no quería hablar por ti ni por mucha gente. Sin embargo eso es lo que piensa la mayor parte de la izquierda, especialmente la izquierda gobernante. Y muchos de los que dicen que no lo piensan, se sienten de todos modos muy cómodos en la Unión Europea. La hipocresía es patrimonio de quién ve con buenos ojos el favorecer a los europeos y se rasga las vestiduras si alguien habla de favorecer a los latinoamericanos, y es una hipocresía muy común en la izquierda.

10:52 a. m.  
Blogger Kantor said...

JAJAJA:
Completito el articulo sobre Oriana Fallaci de Ciberpunk:
Ahi lo tienes.

http://web.archive.org/web/20021013093641/www.ciberpunk.com/cartas/ruinas.html

Oriana Fallaci entre las ruinas
Nunca me cayó bien Oriana Fallaci, me parecía una de esas niñas progres guays que revolotean alrededor de la progresía armada y luego relatan tan maravillosa experiencia. Adornos frívolos del poder arbitrario. La misma raza que en la facultad hacía de público mientras los aprendices de demagogos (hoy la mitad de ellos ejecutivos de Telefónica) se pavoneaban luciendo galas revolucionarias de salón subvencionado. La misma raza, otra especie eso sí, que la mujer de Moravia o Marina Castaño. Autoras por otro lado como Fallaci de libros de pasarela: esos libros con cubiertas satinadas que adornan los pasillos del Vips y el Corte Inglés.

Mundo ajeno y casposo. Lejano.

Pero tras el 11 de septiembre publicó un largo artículo, resumen de un librito que ahora tengo junto el teclado, y en mitad de toda la mierda criminal que publicaban los papeles, brilló apasionada, lúcida, brutal.

Descubro ahora en ella a una señora fuerte y potente, descubro la infinita afinidad que nace de no compartir el masoquismo, la culpa y la estupidez de nuestros compatriotas. En el librito descubro el folleto jacobino, la noble tradición de la agitación. No caben mohines, no caben desprecios ni altiveces insoportables de burócrata del conocimiento. No cabe decir que está mal traducido, mal redactado, que es despreciativo con el Islam, que incita a la expulsión de Europa de sus creyentes.

Cabe pensar por qué el poder se conmueve por un folleto como no hacía en siglos. Por qué tras su paso por la prensa han tenido que cubrir en medios propios y ajenos el espacio de opinión de bienpensantes a sueldo hasta la extenuación. Por qué en Francia los jueces se plantean retirarlo de las librerias...

Fallaci nos recuerda lo obvio: estamos en guerra. Con el Islam. Sí, con el Islam, que no es la religión capada y con la que más o menos se puede convivir, en la que el liberalismo convirtió al catolicismo. Estamos en guerra con la civilización islámica, esa maravilla de la tolerancia que hay al otro lado de Calamocarro.

Y sobre todo: ésta no es la guerra de israelíes y yankees, en la que nosotros, moderados europeos a los que molesta todo este ruído miramos desde la barrera poniendo zancadillas entre risitas al hermano mayor. Esta es una guerra que tiene mucho que ver con la guerra civil que los saudíes larvan desde hace años en nuestras mezquitas. Que tiene que ver con las pateras. Que tiene que ver con Bosnia y Kosovo, si, con Bosnia y Kosovo, dónde cuatro (mal vistos, atacados por todos los progres del mundo por estar del mismo lado que los americanos) intentamos defender que había espacio para un islam europeo distinto del que los saudíes nos calcaban y que nos llevaba a la guerra de verdad de cabeza.

Pues bien, ya estamos en guerra. Y por si no os habíais dado cuenta, Fallaci os lo lanza a la cara, desde la convicción, que comparto, de que sólo el no reconocerlo es la mejor prueba de que mereceríamos perder.

12:03 p. m.  
Blogger Marzo said...

Para completar la documentación: Ugarte y el criptofalangismo.

4:15 p. m.  
Blogger Mameri said...

hola.
mira tu: escribes bien. Tu redaccion es agradable y tu dialogo también. pero te pregunto... ¿te gustaría que en Perú dijeramos hay que prohibir la entrada a los españoles porque van a querer colonizarnos y solo preferir dar visa a aquellos que recibieron formación universitaria y van a reconocer que no somos inferiores? el problema de fondo es como hacer para que en asia y en otros lugares - incluido Perú - no haya necesidad de viajar a países más desarrollados económicamente para tener un mejor estandar de vida. No se trata de cerrar puertas, sino de ver que hacemos para mejorar el mundo más allá de nuestras cuatro paredes.

6:51 p. m.  
Blogger gulliver said...

Hola Marcela. Tu modo de pensar es muy humano, pero quizás algo idealista. En el mundo hay cientos de millones de personas que querrían emigrar si se les diese la oportunidad, pero en España no tenemos capacidad económica, ni social para asimilarlos a todos. Es lamentable pero no queda más remedio que ejercer algún tipo de control.

Efectivamente lo ideal es ayudar a que todo el mundo pueda ganarse la vida en su país sin tener que desarraigarse e ir a otro país. Puestos a seleccionar la entrada de inmigrantes, la selección de los mejor preparados es buena para Europa y también puede ser buena para el país de origen porque incentiva a los niños y jóvenes a invertir en su propia educación, si la educación es el billete de salida a una vida mejor, tanto en su país como fuera de él. En realidad es mejor dar visados sólo a una parte de los mejor educados, para que el resto se quede en su país para hacerlo crecer.

10:56 a. m.  
Blogger Mameri said...

hola!!!!
¿como sabes mi nombre?
solo quiero agregar un comentario más.
La educacion universitaria no es garantía de honrades ni de paz. si solo seleccionas a los formados en universidades te puedes llevar un fiasco. los más temibles terroristas, responsables de muertes de miles de inocentes, han sido gente muy intruida, universitaria graduada con honores. aun muchos terroristas viajan a europa so pretexto de ser mentes brillantse para recoger dinero para sus crimenes. y los narcotraficantes tambien son gente culta, muy culta.
En mi país te encuentras con gente sin formación universitaria, que no tiene aca un empleo que le de para vivir que es muy honrada y es tan agradecida que quiere mucho al país de fuera que le da la oportunidad de trabajar y vivir. esa gente sencilla a veces es más fiable.
De otro lado, entiendo que en europa no haya lugar para todo el resto del mundo, asi como en Lima no hay lugar para toda la gente que se viene de provincias... pero limitar la entrada solo por el grado universitario no es garantia de nada. las cualidades personales no van en un papel con sello. y son las cualidades personales las que marcan la conducta.

11:00 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home