lunes, octubre 10, 2005

La financiación de las Comunidades Autónomas

Ha escrito Ángel de la Fuente un excelente documento sobre el sistema de financiación y su posible reforma, con estadísticas del 90-97, pero que pueden servir como referencia mientras alguien no presente unas estadísticas más actualizadas.

El sistema no es extremadamente injusto en lo que se refiere a las comunidades no forales. En general el principio es que los más ricos pagan más, pero eso es lo que se debe esperar de un Estado en el que haya solidaridad interterritorial. De hecho no son las Comunidades Autónomas las que pagan, sino los propios ciudadanos, según un sistema impositivo progresivo que es aproximadamente similar en todas las comunidades (excepto en Canarias y en las forales, Navarra y País Vasco). Eso es más o menos lo que se puede ver en la gráfica de ingresos tributarios, con la excepción de que Navarra parece pagar menos de lo que debería.

Por otro lado está lo que se gasta en cada comunidad. Aquí la cosa no depende de la riqueza de cada comunidad, pero sí hay diferencias que pueden ser debidas a mil razones. Asturias recibe transferencias extra para los mineros, por la reconversión de la minería. Extremadura, Aragón o Castilla-León se pueden ver beneficiadas por las transferencias europeas para la agricultura o para los fondos estructurales, que otras comunidades más ricas o menos agrícolas recibirán en menor cantidad. En general es difícil defender que todas las comunidades reciban la misma cantidad porque siempre hay peculiaridades que justifican un gasto diferente. Sin embargo el País Vasco y Navarra tienen una mayor cantidad para gasto que resulta difícil de justificar por motivos de necesidad.

Cataluña no sale tan desfavorecida. Cuenta para su financiación por habitante un 97,5% de la financiación media de las comunidades no forales (un 94,8% de la media total). En realidad las que salen peor paradas son Baleares con un 86,6%, Valencia con un 91,3%. Murcia, Andalucía y Madrid tienen unos ingresos muy parecidos a los de Cataluña.

No tengo claro si estas diferencias están justificadas o si se corresponden a un mal sistema de financiación. No estaría mal corregir las deficiencias, pero en cualquier caso hay que tener en cuenta que no hay comunidades extraordinariamente perjudicadas, excepto Baleares y Valencia.

Lo que es un escándalo es la financiación de Navarra y el País Vasco, que tienen una cantidad de dinero por habitante para sus gastos desproporcionada, alrededor del 140% de la media. Sin duda esta es la principal deficiencia que pide a gritos una reforma. Pero a ver quién es el guapo que les quita el sistema de cupo a las comunidades forales. Políticamente es inviable.

2 Comments:

Anonymous Cesar said...

Hola Gulliver

Respecto al segundo grafico que muestras, de la misma manera que aun estamos pagando en Aasturias la reconversion minera , en Euskadi estamos en un proceso similar ocn la siderurgica y naviera, es decir, que el gasto por habitante en Euskadi es notablemente mas alto no solo por el concierto, sino tambien por otras razones.

Lo de Navarra si que es directamente achacable al concierto Foral.

saludos

4:02 p. m.  
Blogger Telémaco said...

Creo que lo importante es que como bien dices "De hecho no son las Comunidades Autónomas las que pagan, sino los propios ciudadanos, según un sistema impositivo progresivo".

Me parece que no tiene sentido hacer comparaciones de tributación por comunidades autonomas porque éstas no tributan. Igual que no tendría hacerlo por profesión, por estatura o por número de pie calzado.

Lo único que me parece justo es que a igualdad de ingresos igualdad de contribución, se sea de la comunidad que se sea.

4:42 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home