miércoles, mayo 25, 2005

Impresiones pesimistas

¿Qué está pasando por la cabeza de estos salvajes? ¿Se mueren de ganas de irse a casa a cuidar vacas o van a seguir en el terror hasta que consigan lo que buscan? No conozco a ningún telépata que nos pueda ayudar a leer su sucia mente, pero uniendo intuiciones y algún que otro dato suelto, yo no me estoy haciendo muchas ilusiones.

Algunos ex-dirigentes encarcelados ya se han bajado del burro y se han confesado a sí mismos que la lucha armada ha dejado de tener sentido. Pero no se ve el cuento del mismo modo entre rejas que como activista. ¿Cómo van a rendirse sin conseguir para sus acólitos lo que siempre han dicho, y han repetido recientemente, que son sus objetivos irrenunciables: autodeterminación y territorialidad? Rendirse sería como decir a los suyos que la lucha armada no ha servido para nada.

Si siguen prometiendo a los suyos la autodeterminación, no pueden volver a casa con menos. Y Zapatero sólo puede ofrecer un nuevo estatuto dentro de la Constitución. Así que mucho me temo que el acuerdo hoy por hoy no es posible.

Las últimas bombas no serían una demostración para negociar la rendición. Sólo serían más de lo mismo.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home