miércoles, mayo 25, 2005

Impresiones pesimistas 2

Según van transcurriendo los días, y después de que Zapatero llevó al parlamento la resolución para la solución dialogada del terrorismo, me voy convenciendo cada vez más de que el presidente no tiene ni puta idea de cómo jugar al poker con estos terroristas.

Con tanta luz y taquígrafos en el Congreso, tanta ansia de solución dialogada, les está enviando el mensaje a los terroristas un mensaje equivocado: No tengáis prisa en dejar las armas, que siempre tendréis abierta mi puerta para negociar y obtener beneficios penitenciarios.

Creo que les está envalentonando y que efectivamente cada vez tienen menos prisa en dejar las armas.

Me estoy convenciendo de que hay que ser más maquiavélico y secretista. Dejar la mente abierta para una solución negociada, sí. Ir a negociar cuando se den las condiciones, como hizo Aznar cuando hubo tregua, sí. Pero no hace falta andar pregonando a los cuatro vientos que se muere de ganas de dialogar.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home