martes, agosto 16, 2005

Progresista y Liberal

Me gustaría aclarar que no hay ninguna incompatibilidad entre ser progresista y ser liberal. Puesto a poner etiquetas (a veces parece que no sabemos como encajar a una persona hasta que le ponemos una etiqueta), definiría políticamente al blog y a mí mismo como social-liberal. Me gustan Solbes y de la Vega, aunque no me enamoran. Ideológicamente me tienta la tercera vía de Blair, pero me seduce más la socialdemocracia nórdica.

Me pirro por las suecas, danesas y holandesas (las socialdemocracias digo). Han demostrado con hechos que se puede tener simultáneamente prosperidad, casi-pleno-empleo y justicia social. ¿Quién da más? Desde luego que nadie da tanto. Ni los neoliberales EEUU, ni las utopías altermundistas.

¿Alguien duda de que Suecia, el país posiblemente con mayor igualdad de todo el mundo y con unas prestaciones sociales que para nosotros las quisiéramos, es progresista? No creo que nadie en su sano juicio. Lo que posiblemente es algo más desconocido es que Suecia, lo mismo que Holanda y Dinamarca son liberales hasta la médula. Sus economías están clasificadas entre las más liberalizadas y desreguladas del mundo y se toman muy en serio el libre mercado, nacional e internacional. Este es uno de sus secretos, que sin duda tiene que ver con su bajo desempleo y su prosperidad. El otro secreto es una alta presión fiscal que les permite proporcionar envidiables prestaciones sociales.

La ideología económica social-liberal se podría resumir a grandes rasgos en que la creación de empleo es cosa de las empresas, de modo que el gobierno tiene que quitar sus sucias manos de la economía, en cambio la compensación de las desigualdades y otros malestares sociales es trabajo del gobierno, que debe hacerlo a través del gasto social.

Por supuesto que no solo de economía vive el político. Desde el matrimonio homosexual, hasta la eutanasia, el liberalismo se define también por su vertiente social en cuanto a que demuestra su preferencia por la dignidad humana y la libertad de elección individual, frente a las presiones de la tradición o de una determinada confesión religiosa. Puede que no guste mucho en la Red Liberal, pero no hay duda de que todo esto forma parte del verdadero modo de pensar liberal.

Me aburren las bufonadas de los políticos españoles, así que es más que probable que prefiera postear sobre temas internacionales. Al fin y al cabo las fronteras son algo de lo más arbitrario y todos formamos parte de la misma raza humana y de la misma tribu llamada Planeta Barbaria.

Tampoco soy obseso incondicional de la política. Me encanta la ciencia y la historia y no me extrañaría que de vez en cuando coloque algún post más pedante de la cuenta.

Espero sacar tiempo para postear. ¡Que pereza da a veces! De lo que estoy seguro que sacaré ganas es de leer otros puntos de vista y aprender todo lo que pueda de las opiniones de los demás.

Nos leemos.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home