sábado, junio 04, 2005

¿Cuándo enterrarán la Constitución?

Va a ser una masacre. Después del doble "no", en Dinamarca los sondeos han dado un vuelco y la población ha decidido decantarse por el rechazo al proyecto constitucional. En el Reino Unido nunca ha parecido muy probable un resultado positivo, pero ahora ya nadie daría medio penique por la carta magna. En los demás países, la ciudadanía se puede considerar ya libre de ensañarse con el plomizo tratado o bien directamente castigar a su gobierno.

Tony Blair es uno de los que iba a poner la carne en el asador para intentar que sus euroescépticos ciudadanos aprobasen la carta europea, con mucho riesgo de salir perjudicado. Ahora ya no tiene ningún interés en salir vapuleado por mucho que le insistan en continuar con la ratificación como si no hubiese pasado nada. No parece probable le convenzan en la cumbre europea del 16 de junio, pero se tendrá que buscar aliados para no ser señalado como el malvado que mató la Constitución. No creo que le sea difícil encontrar compañeros de desdichas entre los gobernantes que prevean un duro castigo en las urnas.

No sería una mala noticia que se enterrase la Constitución en la cumbre europea. Continuar con la ratificación es una pérdida de tiempo. La Carta está ya muerta y empieza ya a oler mal.

La entierren o no lo importante es que la Unión Europea no se paralice. Sería muy positivo que los líderes europeos dieran signos de energía y unidad. Ya se pueden poner las pilas en la cumbre con el tema más caliente del momento, la futura financiación de la Unión.

3 Comments:

Blogger Jessica said...

Pues yo creo que no sería justo que porque dos o tres países (por importantes que sean) hayan rechazado el tratado, no dejen a los demás la oportunidad de pronunciarse.

Una propuesta es modificarlo lo suficiente como para que los franceses y holandeses lo aprueben y continuar adelante. ¿Y los españoles? ¿Tendremos que volver a votar el nuevo texto? En teoría, sí, ¿no? Si lo han modificado, habrá que ver qué tenemos que decir al respecto... Pues así no acabaríamos nunca. Aparte de que, si ahora se modifica el texto para darles gusto a frances y holandeses, ¿creen que habrá algún primo acepte el texto a la primera? ¡Todos querrán la misma prerrogativa! Y cuando acabemos el proceso con 25 participantes, el texto no lo reconocería ni la madre que lo parió.

Creo que ha estado todo muy mal organizado desde el primer momento. ¿Porqué no se hizo un referéndum el mismo día en todos los países? ¿Imaginas lo que hubiera ocurrido si se hubiera puesto en marca un proceso similar para ratificar la Constitución Española, con cada autonomía votando cuando lo encontrara conveniente, y parándose para modificar cada vez que alguna votase NO? Aún estaríamos votando.

Me cuesta creer que les haya perdido la imprevisión, que no contaran realmente con la posibilidad del rechazo ciudadano... Pero parece que es lo que hay.

Saludos:
Jéssica.

11:37 a. m.  
Blogger gulliver said...

Lo que propones de un único referendum no sólo será ilegal en muchos países sino que sería completamente inaceptable por la ciudadanía. En Holanda se quejaban de que perdían soberanía y no querían un superestado.

Tal vez nunca veamos tu y yo un referendum único. Sería una pena y la demostración de que hemos avanzado bien poco.

Saludos

10:09 p. m.  
Blogger Jessica said...

En el blog de El Duende de los extravios he encontrado una viñeta que creo resume muy bien lo que opino

http://photos1.blogger.com/img/115/3331/640/referendun%20en%20francia.jpg

Ya sé que la legislación de varios países europeos, como por ejemplo la alemana, no permite la convocatoria de referéndums. Pero precisamente de éso se trata: de reducir la soberanía de los países miembros y potenciar la soberanía europea.

Saludos:
Jéssica.

10:43 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home