lunes, mayo 30, 2005

El adolescente rebelde

Francia es un adolescente rebelde. Está cambiando su cuerpo en un proceso llamado “globalización” y se siente mal consigo mismo, con su familia europea, con el primo de Zumosol americano y con el resto del mundo. Como todo adolescente en plena crisis, tiene más claro lo que no le gusta y le mola más negarse en redondo y dejar todo manga por hombro, que arrimar el mismo para arreglar los asuntos de casa.

Su acceso de rebeldía es tanto más extraño cuanto que ha unido a la izquierda más radical con la extrema derecha, en contra de la Francia moderada y posibilista.

El adolescente se olvida a veces de que no vive sólo. Vive con más gente y no puede hacerse su santa voluntad. No puede moldear las normas del hogar a su gusto. Francia es el país más antiliberal y antiatlantista de Europa con diferencia. Es el más radical por la izquierda y su voluntad no puede dar forma a la Unión Europea, que es un conjunto rico y plural con opiniones públicas moderadas y gobiernos moderados. Ni socialistas radicales, ni neoliberales salvajes: izquierda y derecha moderada y notablemente atlantistas.

Si Francia no puede darse cuenta de que no puede imponer sus puntos de vista extremados, y no es capaz de apoyar un tratado moderado, tal vez el resto de los componentes del hogar europeo dejen de tener paciencia con el “adolescente rebelde”.

Sin embargo lo más probable es que cuando llegue el bajón después de la euforia de la rebeldía, Francia recupere algo de su sentido común, y en segunda votación se avenga a las normas que se han logrado consensuar después de grandes dificultades.

1 Comments:

Blogger Hard said...

El símil de Francia con el adolescente que está experimentando toda una serie de cambios en su fisonomía me parece acertado, salvando las distancias. A todo ello habría que añadir que desde hace siglos, ellos han tenido un cierto chovinismo, que han reconido sin tapujos ya sea mediante las palabras, o en la mayor parte de los casos a través de sus acciones. -La palabra "chovinismo" está admitida por nuestra Academia de la Lengua, pero que originariamente procede del francés "Chauvinisme", que sería una especia de patriotismo fanático-. Concretamente se trata de una exaltación desmesurada de lo nacional frente a lo extranjero.

9:45 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home